Fachada de templo maya de 1500 años de antigüedad saqueada con restauración completa

La antigua fachada de un templo maya que fue dañado por la selva en la década de 1960 y que alguna vez fue ofrecido al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York está siendo restaurado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH).

Se cree que el relieve, que data de aproximadamente 450-600 d. C., representa un estuco de dos toneladas y 30 pies de largo, un dios del maíz o un gobernador desconocido. La figura se muestra con un traje emplumado que presenta dos dioses mayores con glifos simbólicos. Se cree que la pieza fue enterrada deliberadamente por los mayas y luego fue removida del sitio arqueológico del Clásico Tardío de Placeres alrededor de 1968.

El arqueólogo estadounidense y espía del gobierno Sylvanus Morley encontró Placeres en la selva de Campeche en la década de 1940. Morley dirigió un importante trabajo de campo en México y América Central, incluidas algunas de las primeras excavaciones en el famoso sitio maya de Chichén Itzá desde la década de 1920 hasta finales de la década de 1940.

Los curadores, cuyos esfuerzos en el relieve del estuco comenzaron en 2018, están trabajando actualmente para cortar los fragmentos y eliminar un polímero protector aplicado por los saqueadores para evitar la desintegración. Ese proceso incluyó la estabilización del relieve utilizando una estructura de metal. El equipo espera devolver el friso lo más parecido posible a su policromía original.

Los traficantes proporcionaron fotografías in situ al vendedor de antigüedades de Everett Rassiga, según registros históricos. Posteriormente, Rassiga ofreció la obra al coleccionista con sede en México, Josué Sáenz, quien se negó. (Sáenz también estuvo involucrado en un caso de tráfico de arte de alto perfil en el Códice Grolier, un calendario astronómico maya).

Creyendo que aún podía vender la pieza, la fachada de Rassiga se cortó en 48 piezas, a un precio de $ 400,000 y se envió al Met. Thomas Hoving, entonces director del Met, también negó el cargo y alertó a las autoridades mexicanas. En 1969, la obra fue enviada al Museo Nacional de Antropología (MNA) en la Ciudad de México, donde aún se conserva.

El proyecto de renovación está siendo completado a la vista del público por MNA y está previsto que finalice en diciembre de 2023.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!