¡Positivo! Alberto Notarbartolo – Internacional

Vuelve con buen humor la canción mañanera con el himno de Harold Arlen y Johnny Mercer. Mercer se inspiró para escribirlo gracias a un sermón del Divino Padre, un sermón afroamericano que fue muy popular en los Estados Unidos a principios del siglo XX. Fue un éxito inmediato y en 1946 incluso fue nominado al Oscar a Mejor Canción. En cuanto a los grandes estándares, lo cantan los más diversos artistas, desde Bing Crosby hasta Aretha Franklin, desde Dr. John a Paul McCartney. Para la #canzonedelgiorno es imposible no elegir a Ella Fitzgerald. La versión de Spotify es de su cancionero dedicado a Arlen, de 1961. La cabeza del video se transmite en vivo en el club Crescendo en Sunset boulevard, de la preciosa Twelve en Hollywood.

Deja un comentario

error: Content is protected !!