Para Stereophonics, el rock es algo simple.

Era agosto de 1997. El nuevo laborista Tony Blair estaba a punto de hacerse cargo del gobierno del Reino Unido tras una histórica victoria electoral. El britpop se estaba acabando: Oasis ya había agotado sus momentos dorados y Blur comenzaba a dedicarse a los experimentos, abandonando la obsesión por las listas de éxitos. Por aquellos días se corre la voz, salió a la luz el primer disco de una joven banda de Cwmaman, un pequeño pueblo galés. Se llamaban Stereophonics y estaban dirigidos por Kelly Jones, un guitarrista y cantante que tenía pocos recuerdos de Rod Stewart.

Veintidós años después, aquellas sencillas canciones provincianas galesas como Local boy in a photo y same size feet conservan su magia. Y la banda sigue en pleno apogeo. El 25 de octubre vio la luz su undécimo álbum, titulado Kind, un disco que recupera en cierta medida la sencillez de sus inicios, con canciones compuestas por unos acordes y melodías directas. Lo que cambia, respecto a Word se mueve, es el universo sonoro de referencia. Suena realmente muy estadounidense, con un botín del país e incluso del evangelio, como en el caso de la pieza Make friends with him de la mañana. No es casualidad que el álbum haya sido producido por George Drakoulias, que ya trabajaba con los Black Crowes y Tom Petty.

Incluso viva, la banda no tiene intención de detenerse. El 18 de enero iniciarán su nueva gira desde Liverpool, que también tomará contacto con Italia: el 8 de febrero los Stereophonics operarán en el Área Lorenzini de Milán.

“Kind nació de forma muy natural. En agosto de 2018, justo después del final de un largo viaje, entramos en un estudio y grabamos tres canciones a la semana. Entre esas piezas estaba Fly like the eagle, el primer sencillo que se lanzó, una hermosa canción que Kelly le dedicó a su hija. También había un tema, Chaos from top down, que no pusimos en el disco”, dice Richard Jones, el bajista de la banda, que formó el grupo con Kelly Jones y el baterista Stuart Cable, fallecido en 2010. Luego tomamos un breve descanso y volvimos al estudio en Marlborough, Wiltshire, después de Navidad. Tuvimos una gran sesión con George Drakoulias solo en el bajo y la batería, algunos demasiado negros. Todo sucedió en un ambiente muy distendido”.

En cierto modo, Kind recuerda a Just enough education to perform, un disco de 2001 que incluía al único escritor de Mr., otra obra con tintes estadounidenses. “Existen similitudes entre la forma en que grabamos Sólo la educación suficiente para actuar y Amable. Ambos tienen un sonido ligero y algunos volantes, las palabras salen claras. Pero queremos que cada disco suene diferente a los anteriores. Las influencias de Kind incluían seguro a Tom Petty: en 2017 vimos su concierto en Hyde Park y fue increíble. Bruce Springsteen también fue un punto de referencia esta vez”, dijo Jones.

Por cierto, los Stereophonics siempre se han enorgullecido de estar pasados ​​de moda y de no ser atractivos para la llamada audiencia hipster. Prefieren lo que llaman la «honestidad» de sus canciones. Y Bob Dylan es sin duda uno de los mayores fans de su música. En la primavera de 2017, en una de las pocas entrevistas concedidas, la banda galesa figuraba como la más cantautora entre sus ratings actuales, ubicándola junto a Iggy Pop e Imelda May. «Simplemente vino a nuestro conocimiento entonces. Pero Bob Dylan es básicamente como cualquier otra persona. Tiene sabores como todos nosotros. Claro, es todo genial”, dice Jones.

¿Será el show de Milán el único show en Italia en 2020? Jones no piensa: “Probablemente volvamos a Italia en verano para tocar en ciertos festivales. Queremos que el público escuche estas nuevas piezas. Tocamos juntos desde 1992, pero todavía nos sentimos muy bien. Y creo que todavía tenemos mucho que decir”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!