No necesitamos en el futuro – Claudia Durastanti

Exmachina está fuera. La historia cultural de nuestro ocaso 1992 → ∞ (mínimo fax), el nuevo ensayo de Valerio Mattioli, que amplía tras Noisers y Superonda su camino hacia la crítica musical: híbrida, bellísima y popular. La introducción fue escrita por Simon Reynolds, quizás el último crítico musical que produjo una teoría unionista -Retromanía- que ahora tiene la extraña cualidad de un libro fósil esencial y al mismo tiempo abre el viejo futuro esperanzador de Mattioli. . se dedica. Mirando lo que hicieron Aphex Twin, Autechre y Boards of Canada en su debut y conspiración a favor de la música dance inteligente, Mattioli habla sobre las conexiones entre la tecnología, la memoria y conjurar el futuro (en italiano decimos recordar, pero es. es una palabra con más santos y magia inocente en su interior).

Puede leerse paradójicamente en un contexto que hace de todo menos el desencarnamiento del Artista: todos los algoritmos que no nos liberan de los cuerpos, y la extinción de una determinada experiencia musical -al sujetar objetos físicos, con paratextos conectados- voluntad. los soportes están obsoletos, pero no lo es el Artista, que lo es aún sin escribir canciones. Por eso es tan fácil de leer en el finale: tal. producción”. ◆

Deja un comentario

error: Content is protected !!