Muerte de Etel Adnan, poeta y pintor libanés

«El día que me haya ido, el universo habrá perdido a un amigo», que ella había predicho. El poeta y pintor libanés Etel Adnan murió mientras dormía la mañana del domingo 14 de noviembre en su casa de París en la rue Madame. Tenía 96 años y diferentes vidas en su haber. Una «Tesoro Nacional»anuncia el diario Oriente – El día. Pero tiene tantas vidas que llorar: el mundo de la literatura pero también el mundo del arte, que celebró su talento muy tarde, pero la elevó al nivel de un ícono. «Nosotros no jugamos el juego / la tristeza / intentamos / tener alas / y / volar», promete uno de sus poemas. Ella lo convirtió en la razón para estar allí. “La rendición es la pauta en el fondo de mi alma, no en el sentido de un general victorioso, sino como en el relato homérico de la Guerra de Troya. Significa que estoy siguiendo líneas que nunca he visto, que he ido por caminos desconocidos, que he salido de cualquier confusión. Siempre respiraba el momento. »

Etel Adnan nació en 1925 en el Líbano (bajo mandato francés en ese momento), de padre musulmán sirio, oficial del Imperio Otomano y madre cristiana griega, oriunda de Smyrna (ahora Izmir). Desde pequeña estuvo atravesada por varios idiomas: el turco, que compartía con su padre; el francés, que aprende en el colegio de las monjas y habla con su madre; y el árabe, que no dominará del todo, por su propia admisión. A una niña, le decía muchas veces que le hablara a las flores, al mar, a las montañas: «El mundo me hizo compañía», nos dijo durante una reunión en septiembre. A partir de esta entrevista, ella hizo trabajo.

Amor ingles

A fines de la década de 1940, fue a París para estudiar filosofía en la Sorbona, siguiendo en particular las enseñanzas de Gaston Bachelard: él la persuadió «que la filosofía no está aislada de la vida cotidiana y que la vida cotidiana es poesía».

Luego se mudó a los Estados Unidos para continuar sus estudios de filosofía en Berkeley y Harvard, antes de ser autodidacta en el Colegio Dominicano de San Rafael en California, de 1958 a 1972. Pasó por esos años. «en un estado de descubrimiento perdurable: un mundo completamente nuevo abierto día tras día, incluido el descubrimiento de la Naturaleza como fuerza, belleza encantadora, ensueños». Con el ingles apenas para cuando llega, sobrevive “Una verdadera historia de amor. (…) Ya no usaba este idioma, lo vivía. Las expresiones eran como yeguas, abriendo espacios frente a ellas con su energía, y era hermoso montarlas. » Desesperada por la guerra francesa en Argelia, abandonó el francés por el inglés, tanto en sus ensayos biográficos como en sus poemas. “De repente me informaron, y con mucha violencia (…) que estaba emocionalmente involucrado en esta guerra y que estaba ansioso por expresarme en francés. (…) El destino del mundo árabe parecía depender del resultado de este conflicto. Entonces me di cuenta de que no podía escribir libremente en un idioma que me ponía en serio conflicto. »

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!