Las artes: el sistema de Kiefer en peligro de repetición

Anselm Kiefer ocupa el efímero Grand Palais para una exposición de menos de un mes titulada «For Paul Celan». Organizado por Réunion des musées nationaux, en colaboración con la galería de Thaddaeus Ropac, Kiefer, reúne una veintena de pinturas de gran tamaño, a menudo aumentadas con elementos en bajorrelieve, a través de instalaciones y un entorno llamado «Arsenal», que imita el material y el objeto. repositorios que Kiefer reúne en sus talleres.

El poeta Paul Celan nació en 1920 en Bucovina, ahora una región ucraniana, en el seno de una familia judía de habla alemana. En 1942, sus padres fueron deportados y asesinados. Fue encarcelado en un campo de trabajos forzados en 1943 y Celan fue liberado en 1944 por el emergente ejército soviético. Vivió en Bucarest, luego en Viena, antes de establecerse en París en 1955. Luego enseñó alemán en la Ecole Normale Supérieure y construyó allí su obra poética. En 1970 se suicidó arrojándose al Sena.

Las referencias a sus escritos son constantes en el trabajo de Kiefer desde la década de 1980 y han sido ampliamente estudiadas, sobre todo por la académica Andréa Lauterwein en 2005. No hay razón para dudar de la conexión de Kiefer con el artista para el poeta. Está ilustrado aquí por los numerosos poemas que Kiefer copió, total o parcialmente, con tiza blanca en sus pinturas. Este proceso literal, que también puede suscitar interrogantes sobre derechos de autor y derechos morales, responde al segundo proceso literal: la expresión de palabras con elementos plásticos. Ejemplos: piedras blancas cuando aparecen las palabras la muerte de helena steine («las piedras claras»), tres cabezas de hacha montadas en ramas para Beilschwarme («hachas de nubes»), o grandes hojas secas de helecho para Das Geheimnis der Farne (“El secreto de los helechos”). Una de las colecciones nombradas de Celan Mohn y Gedächtnis (“Amapola y memoria”), se secan muchos tallos de amapola.

Formatos redundantes

Estas guías se aplican a superficies pintorescas que, siguiendo la línea de Kiefer desde hace medio siglo, se revisten de colores negros, grises, marrones rojizos y morados, a veces realzados con líneas blancas. Cuando el formato es vertical -la altura mínima de los paneles es a veces de 4,70 metros ya veces llega hasta los 8,40 metros- la composición se obtiene por efecto de la simetría a ambos lados del eje vertical. Cuando el formato es horizontal -15,20 metros de ancho- se construye con una perspectiva que se extiende desde los lados hacia el centro, otro de los procesos de Kiefer ya que sus lienzos siguen las arquitecturas del III.y Reich. Sus constantes básicas son: redundancia de formato, evidencia de pautas y reducción de gama cromática. Rápidamente se exploran otros procesos: empaste tosco, adición de maquetas de barcos de guerra en metal oxidado, plantas y ropa vieja atrapada en el material pictórico. Este simbolismo es fácil de entender.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!