El crítico de Arte

Hablar de arte es un privilegio que muy pocos pueden hacer bien. Ser crítico de arte supone una responsabilidad grande por la que los que deciden serlo se han de formar de forma intensa en cuanto a esta disciplina de nuestra cultura.

Quizás la opinión generalizada sobre un crítico de arte sea aquel que juzga el futuro de una obra. Sin embargo el buen crítico es aquel que tiene la capacidad de analizar una obra y valorarla según las herramientas que ofrece la formación en arte.

 

Contar una historia

Crítico de arteEl papel del crítico va más allá de decir si la obra merece la pena o no o si está bien hecha o no, el crítico tratará de darle voz a la imagen muda intentado contar la historia que la imagen por sí sola no puede. Pero claro este será el papel de un crítico que sea historiador, porque dependerá mucho de la persona que sea el crítico ante una obra.

El caso es que la crítica de una obra refleja la opinión de alguien que posee conocimientos y formación específica en arte y estrategias artísticas aunque no puede obviar lo que esa obra le hace sentir en un determinado concreto de su vida. Y es que al fin y al cabo el objetivo de una obra de arte no es más que ese, intentar suscitar en el público que la aprecia un sentimiento.

Ser totalmente objetivo a la hora de valorar una obra de arte resulta del todo difícil incluso para los más eruditos.

 

Técnicas y Sentimientos

Crítico de arteSupongo que hacer una crítica de las críticas puede sonar raro, sin embargo no es raro el caso en el que una obra de arte ha sido despreciada en su aparición para ser altamente valorada en un futuro, provocando además el surgimiento de una nueva forma de concebir el arte.

Personalmente opino que el arte se crea para emocionar a la gente, para expresar estados de ánimo del artista o sentimientos, o expresiones sociales, pero todos con el mismo denominador común que es activar el sentimiento del público. Aunque sea para hacer una mala crítica.

Por eso el mejor crítico será aquel que posee los conocimientos para valorar las técnicas empleadas en una obra de arte pero también que no deje de lado sus sentimientos y poder expresar lo que una obra quiere decir.

No porque una obra tenga una mala crítica supone que esta obra está abocada al fracaso, porque no se puede olvidar que la crítica la hace una persona con sentimientos y estados de ánimo. Podremos valorar la técnica pero no el sentimiento que pueda transmitir. Esto no supone que todo el que quiera puede ser artista, aunque muchos si pueden ser críticos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *